Invierno

image

-Hace mucho frío ¿puedes sentirlo?

-Sí, alguien se ha dejado la ventana abierta, voy a cerrarla.

-No me siento bien. Tengo demasiado sueño, pero no quiero dormirme.

-Lo siento, yo ya no puedo ayudarte, el invierno ha llegado demasiado pronto y con mucha fuerza.

-Siento que al irme ya no podré regresar.

-Descansa, duerme tranquilo. Quizás algún día vuelvas.

-Se hace oscuro, enciende la luz.

-Aquí no hay nada que yo pueda encender, puede que la oscuridad te ayude a dormir.-

Con suave apatía retira su mano de la cama, consciente de su incapacidad para poder hacer algo se gira, y, acercándose a la ventana, suspira levemente -sí, el invierno ha llegado demasiado pronto y hace demasiado frío- compungido se marcha hacia la puerta de forma tenue, pausada, como a él le gusta y cruzando el umbral de la puerta su figura se desvanece tal y como lo hace una débil sombra ante la imponente luz de la vida.

©Guillermo Jiménez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

magazine-Explicamos información compleja de manera sencilla.